Educación Montessori

Qué es y en qué consiste la Educación Montessori

La Dra. María Montessori y su pedagogía científica

Educar bajo los principios de la pedagogía Montessori significa ante todo respetar el ritmo de aprendizaje de cada niñ@ y apoyarle mediante una observación constante pero amable, no invasiva, con el deseo de servirle de ayuda en sus diferentes etapas o planos de desarrollo.

Sin embargo, existen muchos obstáculos que impiden el desarrollo óptimo natural de l@s niñ@s, y una gran mayoría de ellos se pueden evitar. Aprender como adultos a no ser un obstáculo a su desarrollo es uno de los objetivos de las formaciones, talleres, sesiones de asesoramiento y conferencias que ofrezco en el hogar y en la escuela.

“La Disciplina Montessori es activa, relacionada con el trabajo elegido libremente, en respuesta a los deseos internos de las tendencias humanas y los periodos sensitivos y es un trabajo que trae independencia. El trabajo, las experiencias activas en el entorno son el alimento mental necesario para un desarrollo armonioso. El embrión psíquico, el niño de los 3 primeros años de vida, debe de estar activo para no limitar sus acciones con propósito sino mostrarle como llevarlas a cabo”. _Dra. Silvana Montanaro.

Quién es María Montessori

La educación Montessori se basa en los principios de la pedagogía científica que desarrolló María Montessori, la primera mujer en completar estudios de medicina en la Universidad de la Sapienza en Roma a finales del S.XIX que muy pronto se convertiría en una gran defensora e incansable promotora de los derechos de l@s niñ@s y de las mujeres.

Su interés por la psiquiatría, el desarrollo de la mente, la llevaron a investigar la mejor forma de ayudar a niños y niñas con problemas mentales y de aprendizaje inicialmente. Dirigió instituciones oficiales ligadas a la salud mental en su país y siguió formándose en Antropología y Psicología. 

Su método fue reconocido y aclamado a nivel mundial, organizándose en numerosos países de diversos continentes, formaciones para capacitar a maestras y maestros en la pedagogía que llevaría su nombre. Fue nominada al Premio Nobel de la Paz en diversas ocasiones antes de su muerte en 1952.

 

“Nadie puede ser libre a menos que sea independiente; por lo tanto, las primeras manifestaciones activas de libertad individual del niño deben ser guiadas de tal manera que a través de esa actividad el niño pueda estar en condiciones para llegar a la independencia.” _Dra. María Montessori.

María Montessori desarrolló sus propias teorías en torno al desarrollo y la psicología de l@s niñ@s en un momento en que nacían la psiquiatría y la psicología experimental. Muy pronto se dió cuenta de que la forma de ayudar a muchos de l@s niñ@s internados en los hospitales mentales no era tanto una cuestión médica sino más bien la forma en que se les trataba, comenzó así a desarrollar su pedagogía científica.

Gracias al gran trabajo de observación científica sobre la naturaleza del niño y su forma natural de aprender realizado por la Dra. María Montessori a lo largo de toda su vida en niñ@s de todas las culturas y niveles socioeconómicos, y que numerosos estudios en el área de neurociencia muestran hoy, sabemos que cada ser humano lleva dentro de sí el deseo de aprender, prosperar y llegar a convertirse en persona. Por lo que es vital ofrecerle un ambiente que no solo no impida el desarrollo de estas potencialidades innatas, sino que aliente y estimule de una forma respetuosa y activa esta “mente absorbente” y su “élan vital” que ya traen consigo al nacer todo ser humano independientemente de sus características y capacidades.

El rol del adulto es guiar.

Nuestro rol como adultos no es llenarles de conocimientos como si fueran recipientes vacíos, sino todo lo contrario, hacer emerger lo que ya poseen en su interior…es un trabajo basado en la confianza, el amor y la colaboración que sustituye a la forma de trabajo directiva que tradicionalmente se ha asociado a la labor educativa en general. En realidad, cuanto menos le dirijamos más emergerá el verdadero ser que ha venido a crearse en la Tierra con ayuda de su entorno. Y este entorno es crucial que lo preparemos minuciosamente para que le ayude a aprender por sí mism@ y a no apagar su deseo de seguir siempre aprendiendo.

La revisión y la reescritura constante de sus teorías dejan constancia de unas ideas que siguen siendo revolucionarias hoy en día como demuestra la neurociencia.

Montessori es un método y una filosofía de vida al servicio de todos los niños y niñas. La Dra. María Montessori  la definió como una educación para la paz, una educación que empieza por una actitud de ayuda al desarrollo holístico de cada ser humano desde el nacimiento.  Su obra escrita da cuenta de la importancia de tener la información correcta en cuanto a las potencialidades y necesidades de cada ser humano y de la responsabilidad e importancia de la tarea del adulto, como guía respetuos@ cuya misión es aprender a observar a cada ser para poder ofrecerle aquello que necesita para que pueda seguir creciendo y desarrollando todo su potencial en el plano físico, psíquico y emocional.

Primer plano de desarrollo.

Los primeros 6 años de vida son los mas importantes de la vida del ser humano, es ahí donde se establecerán las bases de la personalidad, es por lo tanto imprescindible que prepararemos el ambiente y nos preparemos para la llegada de ese nuevo ser con atención y nos entrenemos en la observación con sentido común ya que se trata de ofrecer ayuda a la vida que se despliega sin sofocar ni abandonar.

En esta etapa cada niñ@ está desarrollando su cuerpo y su independencia a nivel físico tras haberse separado su cordón umbilical, nuestra misión es fomentar su autonomía y movimiento para que pronto se apropie de su espacio y esté en control de su propia vida. Valerse por sí mism@ está muy ligado a la construcción de una sana autoestima por lo que es fundamental asentar las bases de un entorno ordenado y de autogestión para influir positivamente en su salud psicológica. El entorno preparado es un elemento esencial y aprender a crearlo es una labor esencial de madres, padres y maestr@s. L@s niñ@s y el entorno son los maestros, el adulto debe aprender a guiarles, por lo que está en un segundo plano.

Lo que María Montessori llamó el “embrión espiritual” empieza a desarrollarse al nacer, ya que a nivel físico su cuerpo se ha formado desde la concepción y está listo con todos sus órganos y sentidos al nacer, completándose así el embrión físico. Comienza entonces a construir lo que serán sus rasgos personales y psicológicos individuales con ayuda del entorno y las personas que le rodean.

Hasta los 3 años aproximadamente, cada niñ@ aprende y se desarrolla de forma inconsciente para pasar a un aprendizaje más consciente de lo que le rodea y de su propia existencia a partir de esa edad.

Para saber más a cerca de los primeros años de vida puedes visitar la página Ayuda a la Vida, un recurso imprescindible para conocer las necesidades verdaderas de los niñ@s de 0 a 6 años. También puedes leer Un Ser Humano, de la Dra. Silvana Quattrocchi Montanaro.

Organizo formaciones y talleres Montessori de forma regular, si quieres puedo mantenerte informad@ de mis formaciones y talleres Montessori.

Si quieres iniciarte o profundizar en la educación Montessori

Te ofrezco las siguientes maneras de trabajar junt@s…

  • Quiero que Cristina venga a dar una conferencia en mi comunidad de madres y padres, centro educativo, escuela o asociación.
  • Quiero que Cristina venga a mi casa y me guíe junto a mi hij@ para transformar mi casa en un espacio adaptado (1era cita online gratuita).
  • Webinar Montessori en Nuestra casa.
  • Curso de Asistente Montessori 0-3 (para madres, padres y maestr@s).
  • Curso de Asistente Montessori 3-6 (para madres, padres y maestr@s).
  • Sesiones de Asesoramiento Educativo para madres y padres (Montessoriano Adleriano) 1era sesión de 45 min gratuita.
  • La Escuela MINDFUL de Life Skills para madres y padres (grupo de parenting).

Próximas charlas, cursos y talleres

enero 2021
febrero 2021
¡No hay eventos!